A A
RSS

Controlar la mente en las relaciones de pareja

Thu, Nov 5, 2015

0 Comments

Puede parecer contradictorio, pero si bien hay un período inicial en el que es bueno repasar todo lo sufrido, recordarlo y revivirlo mentalmente, llega un punto en el que tenemos que parar. Ya está todo claro y debemos pasar a la siguiente fase: dejar de pensarlo.

Aquí más información –> http://amor10.com/como-seducir-a-un-hombre/

Es muy duro y frustrante terminar una relación o tener el deseo de acabarla, y que vaya pasando el tiempo y nuestra mente no deje de focalizarse en el otro. Cuanto más queremos alejamos de él. más le pensamos. Y le soñamos. Y le
recordamos… ¡Qué insoportable!

amor

El hecho de soñar con él es completamente normal, y no podemos evitarlo de manera consciente. Es la lustoria que estamos atravesando, que nos hace sufrir, y en los sueños todo aquello que nos preocupa y que llevamos dentro aprovecha para salir y liberarse. Pero el hecho de que soñemos con ello repetidamente también es una señal de que estamos pensando demasiado en él cuando estamos despiertos.

Cuanta menos atención vayamos poniendo en este tema, menos necesidad tendremos de liberamos en sueños. Lo que ocurre es que de algún modo nos reconforta pensar en él. Retorcernos en la nostalgia de aquello que compártanos, pensar que tal día como hoy estábamos en tal sitio, en aquel viaje o en aquella aventura, y conectar con la pena y la desdicha de haber perdido aquello. Al hacer esto, estamos entrando en el rol de víctima de nuevo, y no debemos hacerlo.

Cuando uno está en el proceso de salida de una relación tóxica, se ve claramente cuándo va soltando al otro de sus pensamientos, aprendiendo a controlar la mente para elegir lo que desea pensar y lo que no le conviene.

enamorados

De hecho, es normal que haya subidas y bajadas. No olvidemos que se trata de una dependencia y. por ello, lo que se espera es que no sea fácil. No debemos desesperamos  deprimirnos si no conseguimos sentirnos liberados en cuatro
días, porque todo tiene su proceso.

Es como si nuestra mente tuviera vida propia y hubiera tomado el control, pero aunque lo parezca, no es así. Nosotros podemos aprender a controlarla, y así debería ser. La mente no tiene que ir por libre. Si dejamos a nuestro cerebro ir por su cuenta, es muy probable que llene nuestra cabeza de pensamientos boicoteadores y dañinos, como «No podré vivir sin él». «No podré volver …

La sopa desintoxicante   Sat, Oct 10, 2015

Nuestro Contenido

Categories

Archives